The Politician: cómo crear un presidente en simples pasos

Por Zahira Boukdale

The Politician es la nueva serie de Ryan Murphy (creador de American Horror Story, Pose, Scream Queens, Glee entre otras). Junto a su equipo creativo, conformado por Ian Brennan y Brad Falchuk, diseñó una serie que mezcla sarcasmo, melodrama, crítica social, política cargada de humor negro y como no puede con su genio, un poco de musical.

The Politician también es la nueva serie de Netflix que en 8 capítulos cuenta la historia de Payton Hobart (Ben Platt), un personaje que a lo largo de la temporada lo vas a odiar y a querer al mismo tiempo. Payton es adoptado y acogido por una familia adinerada. Tiene objetivos muy claros, tanto que incluso se podría decir que esta obsesionado con ser perfecto. Quiere ser presidente de los Estados Unidos y para conseguirlo va a seguir una serie de pasos que él considera que le permitirán su cometido. En primer lugar entrar a Harvard, de dónde, según él, salieron la mayoría de los presidentes de USA. Pero para llegar a la prestigiosa universidad necesita ser el presidente del consejo escolar. Ahí es donde comienza la trama.

Con enfrentamientos entre candidatos, artimañas, un vídeo filtrado, discursos en el patio escolar y alguna que otra campaña sucia, los equipos de los candidatos se enfrentan en una pelea dónde todo vale, dónde no importa los medios sino el objetivo final.

Ryan Murphy como siempre logra personajes complejos, con miedos y deseos, con objetivos claros y muchas veces condicionados por las presiones sociales. Payton no es la excepción y, entre el drama y la comedia, vamos descubriendo las características de este y muchos otros personajes que lo rodean. Tendrá que enfrentarse a contricantes y encontrar las herramientas necesarias para conseguir lo que quiere. No importa el precio, lo que importa es el resultado. Payton y The Politician son muy hobbsianos

Es así, como decide colocar como compañera de fórmula a Infinity (Zoey Deutch), una adolescente débil y manipulable que tiene cáncer y todo el mundo quiere ayudar. Es adorable, es real, es humana y eso a Payton le favorece. Es así como sus asesores Alice (Julia Schlaepfer), McAfee (Laura Dreyfuss) y James (Theo Germaine),  -un grupo increíble que hace todo lo posible y mueve el cielo y la tierra, para que Habort gane las elecciones- deciden conformar esta fórmula, donde por un lado tenemos al controlador y perfecto Payton y por el otro a la humana y carismática Infinity. ¿Quién no querría darle su voto a ella?

Infinity está a cargo de su carismática abuela quien hará lo posible para que la vida de su nieta sea la mejor entre tanto dolor y pérdida. Jessica Lange que encarna a este personaje de una forma increíble aparece en varias series de Ryan Murphy. Él apuesta seguido por mantener sus actores y crear personajes diseñados para ellos. Éste es el caso de la abuela de Infinity que parece creada para que una magnífica Jessica Lange pueda dar todo de si. Éste personaje a lo largo de la temporada nos producirá diferentes sentimientos, al igual que muchos otros personajes.

A lo largo de los capítulos vamos a ver las tensiones, la manipulación, las negociaciones y la carrera contra reloj para poder ganar las elecciones frente a una fría y poco carismática contrincante (Lucy Boynton). The Politician es una representación excelente de las campañas políticas en Estados Unidos: el juego sucio, las encuestas, los datos, las promesas imposibles pero atractivas, el continuo enfrentamiento entre candidatos y la necesidad de ganar los votos de los indecisos. En cuanto a esto Ryan Murphy lo hizo de nuevo. Y es que vemos una representación en escala de las campañas políticas de forma magistralmente sarcástica que te harán reír y pensar como es este juego de mentiras y espejitos de colores donde quién tiene más plata gana la elección.

Pero no solo representa como es de adentro una campaña política en Estados Unidos, sino que también representa con mucho humor la clase alta que solo tiene como interés medir su poder y demostrar su capacidad sin importar los intereses de sus votantes. Se ríe de la clase alta, de sus ambiciones y de como al votante americano le importa una mierda lo que pase en las elecciones.

Tiene un desarrollo lento, donde en los primeros capítulos las cosas pasan despacio y de forma aburrida. Sin embargo, a medida que avanzamos nos encontramos con secretos, traiciones y mentiras que nos introducen en el mundo de The Politician y nos hacen querer y odiar a los personajes al mismo tiempo. El final queda abierto, con una promesa que me hizo querer que pase el tiempo rápido y poder ver a nuestro personaje en lo que mejor sabe hacer: ser candidato.

Una cosa quiero decir antes de terminar: Ryan Murphy soltá los músicales en las escuelas. Y es que hay escenas donde Ben Platt canta (si, ya sé que es un gran cantante y actor de Broodway) pero que quedan totalmente colgadas en la trama. Si queres hacer un musical hacelo, pero poner a Ben Platt a cantar porque sí, porque quieren me parece un poco forzado. Es mi única crítica a The Politician.

El final de temporada deja a un Payton que recupera sus energías, sus deseos y es convencido para continuar con su objetivo final. La serie está planificada en un total de cinco temporadas, las mismas que van a llevar a Payton a la presidencia de los Estados Unidos, lo que la vuelve muy prometedora. Quiero ver como es que va a hacer Habort para llegar a su objetivo máximo y si en algún momento va a lograr empatizar con sus votantes, si va a aprender que la política no es solo números y ecuaciones, sino también escuchar al pueblo y hacer lo mejor.

Si tuviera que dar mi opinión sobre la primer temporada (sin pensar en el último capítulo) diría que es un intento de comedia dramática que no termina de cerrar. Dónde los personajes siguen sin estar bien construidos y con muchas zonas oscuras que no se aclaran nunca. La trama cae por momentos y si no fuera por el giro final diría que la serie solo es una muy buena escala de lo que es una campaña política.

Sin embargo espero que las siguientes temporadas estén al nivel de lo que Ryan Murphy nos dejó en el último capítulo. Creo que la promesa de poder seguir a una persona en toda su trayectoria política desde el colegio hasta alcanzar su objetivo final es lo más atractivo que nos dan ésta serie y por la que voy a seguirla viendo.

Publicado por laboratoriodespoilers

Hablamos de series, películas y libros. Todo libre de spoilers.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: